Opositor con discapacidad podría terminar en prisión

“Si lo que me ha pasado no tiene nada que ver mi postura política, ¿por qué en cada interrogatorio siempre sale a reluci

En muy mal estado, consiguió llegar hasta casa de su amigo, que lo llevó al policlínico, donde le hicieron pruebas para determinar el alcance de las lesiones, y la policía le tomó declaraciones. Dos meses después de esa golpiza, en mayo de 2016, fue detenido por pintar unos grafitis en contra del régimen, y solo por eso fue acusado por Daños a la Propiedad y Desacato, pero ese día también le informaron que su agresor lo había acusado por Abuso Lascivo, y acabó yendo a la cárcel.