Presidente Bashar al Assad y primera dama de Siria dan positivo al coronavirus

Según el comunicado oficial, la pareja seguirá trabajando durante una cuarentena de dos a tres semanas.

A finales del pasado febrero, el régimen anunció que había recibido una serie de vacunas contra el coronavirus de un “país amigo”, sin desvelar cuál, y que comenzaría la semana siguiente a inocular a trabajadores sanitarios en varias provincias. El Grupo de Inmunización para Siria, encabezado por la Organización Mundial de la Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, ha elaborado planes para llevar la vacuna a las zonas del norte del país que escapan al control de Damasco, en manos de otras facciones armadas y grupos.